Boletín informativo Jengibre – Abril 2021

[ Fuente: Equipo de Selva Industrial S.A. ]
El jengibre (Zingiber officinale), también conocido solo en el Perú como kion, es el rizoma (tallo subterráneo) de una planta, que se caracteriza por tener un sabor particular picante. Además de su demandado uso culinario, la planta es uno de los remedios naturales más difundidos en el mundo y apreciado por sus propiedades.

Boletín informativo Jengibre – Abril 2021
Fuente:  Equipo de Selva Industrial S.A.

El jengibre

El jengibre (Zingiber officinale), también conocido solo en el Perú como kion, es el rizoma (tallo subterráneo) de una planta, que se caracteriza por tener un sabor particular picante. Además de su demandado uso culinario, la planta es uno de los remedios naturales más difundidos en el mundo y apreciado por sus propiedades que ayudan a la buena digestión, combatir afecciones respiratorias, fortalecer el sistema inmunológico y reducir la posibilidad de sufrir ataques cardiacos.

Producción de jengibre- Perú

La siembra del jengibre en Perú está concentrada en la región Junín, específicamente en las provincias de Chanchamayo y Satipo que en conjunto representan un poco más del 90% de la producción nacional. Los microclimas y suelos fértiles de Junín permiten obtener un jengibre de alta calidad, pues tienen las mejores condiciones ecológicas para este tipo de cultivo. El periodo vegetativo del kion dura de 6 a 8 meses, dependiendo de la altitud de la zona de producción, entre 800 y 1,200 metros sobre nivel del mar. Las siembras de ese producto se dan entre agosto y setiembre. Las cosechas se inician en mayo y extienden hasta abril del siguiente año. Sin embargo, el pico de producción ocurre entre junio y diciembre. Es en esta ventana donde el producto cumple los mejores estándares de calidad y madurez idónea para el mercado externo. Asimismo, este pico es el único del año donde la industria de jugos, pulpas y purés puede procesar jengibre.

Respecto a la productividad, según cifras del sector, el promedio es de 18.7 toneladas por hectárea, y con buenas semillas certificadas se ha alcanzado alrededor de 25 toneladas por hectárea.

Respecto a la evolución de las áreas de cosecha, se caracteriza por no ser estable y variar en función a la oferta y demanda como se evidencia en la Ilustración 3. Si vemos el detalle, la producción de jengibre o kion, en el año 2014, registraba un volumen de 10,8 mil toneladas. Sin embargo, en los siguientes dos años, se aprecia un importante crecimiento de 108% en 2015 y 86% en el 2016, con volúmenes de 22,4 mil toneladas y 41,1 mil toneladas, respectivamente. La cifra récord alcanzada en el 2016, que hasta el momento no se ha superado, estuvo acompañada por una expansión de las áreas cosechadas (2 209 ha), este crecimiento se debió a que el jengibre peruano comenzó a ser reconocido por el mercado fresco internacional y también porque el precio de compra fue bastante atractivo en 2015. En los siguientes años, se observa una caída de estas áreas cosechadas: 1 800 ha en el 2017 y 852 ha en el 2018. Esta caída en volumen se debió a la caída del 29% en los precios de compra del jengibre en campo, lo que ocasionó que los agricultores optaran por una reducción de áreas.

En el 2020, se contabilizó un total de 1983 ha de áreas cosechadas, que significan un volumen producido de 36.9 mil toneladas. Este incremento del 97% versus el año anterior se debe a la pandemia de la COVID-19, aparecida en el primer trimestre de 2020, que ha favorecido el incremento de la demanda de jengibre debido a sus propiedades de fortalecimiento inmunológico.

En el 2021, se proyecta cosechar 2440 ha, que representan un volumen de 45.5 mil toneladas. Este crecimiento del 19% en la oferta se debe a la continua demanda del mercado internacional de jengibre que no pudo ser abastecida en su totalidad la campaña anterior. Asimismo, se pronostican precios similares que el 2020, puesto que la demanda también ha aumentado en comparación al año anterior.

El jengibre peruano en cifras

En el 2020, el Perú experimentó un incremento extraordinario en sus exportaciones de kion fresco con un crecimiento promedio de 42.8% anual; lo que le permitió cerrar este año como el cuarto exportador de jengibre y el sexto con mayor rendimiento por hectárea en el mundo.

El kion peruano orgánico, posee una excelente calidad y un sabor mucho más intenso que el convencional, lo que ha permitido impulsarlo como producto único y de enorme potencial para conquistar nuevos mercados. Estas mismas características es lo que han permitido que el jengibre orgánico peruano desplace a los otros competidores del mercado norteamericano y se constituya como el primer proveedor de este país.

En el Perú, el jengibre se ha venido cultivando desde el siglo XVIII, sin embargo, es un producto relativamente nuevo para la canasta exportadora debido a que se exporta en mayor volumen desde el año 2014, principalmente para el mercado internacional de fresco y deshidratado en polvo. Del total producido en el 2020 se calcula que su producción va dirigida a los siguientes mercados: 81.8% para mercado externo como fresco, 7.7 % para mercado externo como deshidratado en polvo, 8% para mercado externo como jugos y 2.5% para el mercado local.

Como se puede observar el volumen de jugos, pulpas y purés es un porcentaje de mercado aún pequeño pero potencial. En cifras en el 2020 el valor exportado de esta industria fue de 4 millones USD y el total de volumen fue de 1.47 mil MT. Asimismo, los principales mercados de exportación fueron son: Estados Unidos con un 68% de la participación total. El segundo mercado de mayor participación es Países bajos con un 25% del total. Sumados ambos países han mostrado una participación de un 93% en esta última campaña.

Selva Industrial

Selva Industrial S.A. cuenta con una planta procesadora que se ubica en Junín Chanchamayo, muy cerca de los cultivos de jengibre lo que nos permite ser más competitivos logísticamente.

Actualmente nuestros proveedores son asociaciones de productores organizadas y empresas exportadoras de jengibre fresco que cuentan con campos propios. Cada uno de ellos cuenta con amplia experiencia en la siembra y cosecha del jengibre y todos han apostado por una agricultura orgánica de calidad. Asimismo, han sido cuidadosamente seleccionados por nuestro equipo de Logística de fruta que exige una completa trazabilidad de sus campos y aseguramiento de inocuidad al 100%. Es importante recalcar también que, como parte de nuestro programa de sostenibilidad, nuestros proveedores reciben capacitaciones continuas y visitas periódicas de nuestros agrónomos.

Entre la gama de productos a base de jengibre ofrecidos por Selva Industrial S.A. se encuentran: Jugo/Puré refinado congelado y Jugo/Puré aséptico acidificado con limón (lemon juice) o ácido cítrico. Ambos productos en configuraciones de empaque de cilindros, BiB y baldes.

Leave a reply